Sistemas de Filtración

Los sistemas continuos de filtración permiten remover del agua (de acuerdo al filtro) sedimentos, color, olor, sabor, microorganismos, metales pesados, entre otra contaminación de origen orgánico o inorgánico.

De acuerdo a la calidad del agua de entrada y los requerimientos para el agua de salida, como por ejemplo: consumo humano, uso farmacéutico o cosmético, entre otros; se establece el tipo y la serie de filtros que se requieren para tal fin.